ESCLAVI-ZARA, NUEVAMENTE DENUNCIADA